Menú

El PSOE ya tiene modelo productivo: ¡el ladrillo!

6

Para esto es para lo que Zapatero decidió no adelantar las elecciones a Octubre. Para un Consejo de Ministros que, en pleno ferragosto, iba a tomar las medidas que salvarían a España del Apocalipsis financiero.

Y mientras en las calles de la capital miles de energúmenos poseídos por el odio juegan al Apocalipsis –este sí, el de verdad- con ingenuos chicos llegados de todo el planeta que pensaban que acudían a una fiesta, Zapatero ha confirmado lo que la mayoría aventurábamos: la fecha escogida para desaparecer –por fin- del mapa es un mero cálculo político.

El “último mensaje” de ZP a la nación es un compendio de populismo de la peor calaña que no resuelve ninguno de los problemas económicos del país: lo del Impuesto de Sociedades, un auténtico atraco injustificado salvo para cobrarse favores de este nuestro querido capitalismo crony. Lo de las farmacias algún día me gustaría contarlo, aunque me salga de mi tema. Y por último, la rebaja del IVA en la venta de viviendas: si me lo llegan a contar off-the-record hubiera pensado que me estaban engañando o, como mucho, lanzando un globo-sonda.

Beatriz Corredor ha encabezado desde hace unos meses una campaña que, por lo inusual, sorprendió a propios y extraños; una campaña que, de tan ultraliberal, me cuesta pensar que haya pasado inadvertida para esos medios que hacen del dogma keynesiano y de la adoración del Papa Krugman algo más que una profesión de fe. Pero vayamos al principio:

En 1992 explotó nuestra anterior burbuja inmobiliaria. El sector quedó tan tocado como ahora, si bien entonces el mercado era mucho más pequeño que hoy y, además, no coincidió con una crisis financiera mundial. Tal era la atonía del mercado inmobiliario que en aquel momento pareció una buena idea incentivar fiscalmente la compra de vivienda con medidas como la cuenta ahorro vivienda, o la desgravación fiscal para adquisición de primera vivienda. Hasta aquí, chapeau.

A partir de 2001, gracias al enorme impulso que supuso el dinero low-cost de Alan Greenspan y del BCE, los incentivos fiscales estaban de más. Desde ese año y hasta 2007 a ninguno de los ministros que pasó por la cartera de economía se les ocurrió eliminarlos. ¿Para qué tocar nada si todo iba viento en popa?

Y así, tras tres años de crisis, con el sector devastado y con la banca al borde de la quiebra, a nuestro gobierno le pareció que era el mejor momento para retirarlos. “Pero, hombre, ¿cómo se os ocurre?” “Pues porque esos incentivos fueron los que alimentaron la burbuja y no queremos que se repita”. “¿Pero cómo se va a repetir, si el precio está en caída libre y no se vende un piso?”. “Pues para que se ajuste el precio de una vez, ¡nada de intervencionismo!”  Un gobierno socialista que rehúye de la intervención: increíble, ¿verdad?

Por eso, cuando el PP anunció que con carácter retroactivo pondría de nuevo en marcha la desgravación por compra de vivienda, el gobierno socialista y sus terminales mediáticas se lanzaron a degüello con la misma saña y argumentos que los economistas más liberales. “Irresponsables”, “electoralistas”, “la vuelta al ladrillo” es lo más suave que les dijeron.

Y ahora, con el partido acabado, en los “minutos de la basura”, el Gobierno recula y ofrece reducir el IVA al 4%, poco más de un año después de subirlo del 7 al 8%. ¿Cabe mayor incoherencia?

Pues no del todo. ¿Y eso? Si recuerdan, hace menos de un mes Rubalcaba dijo nada más y nada menos que esto: “No se puede pasar del atracón del ladrillo al ayuno”. Vamos, que ya iba poniendo sobre aviso. Lo raro es que Corredor no tomara buena nota, o que Elena Valenciano no le diera el soplo. Y así, la Secretaria de Estado se despachó con estas declaraciones hace sólo veinte días. Ver para creer.

¿Y por qué lo han hecho? La respuesta, el próximo lunes. Pero piensen mal y acertarán.

6
comentarios
Escribir Comentario
1 Nhadia, día

Felicidades por la objetividad y rigurosidad del blog. Sólo se echa de menos una cosa: La incidencia de la legislación tributaria en las transmisiones y los registros fiscales, completamente ajenos a la realidad en sus valoraciones. Ahora mismo, si se cierra una compraventa a un precio más bajo que el que le"consta" a la Administración, va a echar el diente vía TPO (o ISD) por una diferencia que es ficticia. Para evitarlo se puede ajustar el precio de la operación según el que arrojan los "servicios de valoración", con lo que los precios no bajan todo lo que deberían, pero se evita la complicación de tener que iniciar un procedimiento en la que el administrado tiene todas las de perder y que puede costar más que la cantidad reclamada. Así que , en la mayoría de los casos en las que no se opte por la prevención, se admite la valoración administrativa, se paga la diferencia y la voluntad de los particulares, su derecho a convenir el precio, desaparece. Así como la validez del trabajo del notario como fedatario público. Esta práctica es gravísima, no sólo por afectar a los derechos particulares sino porque impide que el mercado inmobiliario ajuste precios. ¿Por qué le interesa a la Administración? Primero porque lo vende como una lucha contra el fraude (absurdo cuando los controles sobre los ingresos de los ciudadanos dejan nulo margen a las cantidades de dinero negro necesarias para semejante compra y más con las necesidades que obligan a liquidar, casi a cualquier precio por debajo del de compra, los pisos cuya hipoteca no se puede seguir pagando) y segundo porque cuanto más alto sea el valor más va a recaudar tanto el Estado (IRPF) como la Comunidad Autónoma (TPO e ISD) y el Ayuntamiento de turno (plusvalías, IBI) sin mover un dedo. Así que dan un caramelo rebajando el IVA (a ver si no pasa lo mismo que con los libros de texto, que la UE tardó dos días en tirar de las orejas a los responsables) sabiendo que el resto de impuestos ligados a la transmisión lo compensan con creces. Más populismo barato y ayuda a las promotoras...

2 Gabriel, día

Por favor, escriba sobre las farmacias. Vivo el tema de cerca y hay muchísima desinformación y demagogia.

Pronto pueden comenzar los problemas de abastecimiento de medicamentos.

Respecto a lo del IVA, qué decir...

3 Waldo Smith, día

Los sociatas son unos inútiles, no tienen ni idea de que hacer. Ven que la crisis se generó por mantener tipos de interés bajos e inundar el mercado de dinero y ellos ¡siguen con lo mismo! Con la vivienda ocurre otro tanto, ven que el mercado está saturado de viviendas y ellos ¡Quieren hacer más viviendas y promocionarlas bajando impuestos! INÚTILES

4 Fermín Sánchez de Medina LH, día

Muy acertado, yo también me he quedado sorprendido. ¡Cuente lo de las farmacias por favor!

5 Fuel, día

Alguien me dijo una vez que era muy fácil hacer felices a los demás cuando se tiene los medios y el dinero infinitos. Lo difícil es hacer ésto cuando no se tiene un duro. Todo político que gasta dinero es bueno y el que lo recorta es malo; pero el que no sabe lo que quiere es peor. La política visceral de palos de ciego, hace que cualquiera piense: ¿Para que voy hacer planes con esa nueva medida que dentro de 15 días se retirará o se endurecerá? Es difícil despertar de un sueño y mas teniendo en cuenta que la realidad es una pesadilla. Pero lo peor de todo es pensar que cualquiera puede hacerlo mejor y es precisamente lo que está ocurriendo.

6 Los bandazos económicos de Zapatero pasan una factura oculta a España « LacrimaSeca, día

que en 2010 el Gobierno subió el tipo reducido del IVA del 7% al 8%. De esta manera, se daba un giro a la política fiscal sobre vivienda: si antes se había retirado la desgravación fiscal para no fomentar el regreso al modelo del

Herramientas