Menú

El viernes en que MAFO optó por "Back to Black" en lugar de "Back to Basics"

0

Ha sido este un fin de semana de miserias y tristeza, de vuelta a la oscuridad (back to black). La voz más profunda y mágica del viejo continente se ha ahogado en las profundas aguas de un alma atormentada que no fue capaz de asumir la responsabilidad de ese maravilloso don con que Dios la premió al nacer. No muy lejos de la casa de Amy, en la costa opuesta del Mar del Norte, un tipo de apariencia normal se autoerige en salvador de Dios y de la Patria y lleva a cabo la mayor masacre cometida por un solo individuo en Europa. Tardaremos años en aceptar y comprender en toda su extensión esta barbarie, que nos devuelve a los tiempos más oscuros de la Historia del continente.

Salvando las distancias, y circunscribiéndonos a la cosa económica, el Banco de España, o sea, MAFO, también nos devolvió al oscuro pasado de hace tan solo unos meses, de hace unas semanas, o de hace unos días.

El miércoles España se la jugaba al “todo o nada” con la salida a Bolsa de Bankia. El objetivo: captar 3.000 millones de euros. El jueves, nueva prueba del algodón con Banca Cívica: 700 millones. ¿Y el viernes? Con nocturnidad y alevosía –en términos financieros, operar un viernes por la tarde que además coincide con la operación salida de verano es “nocturnidad y alevosía core”- el Banco de España interviene la CAM por el módico precio de 2.800 millones de capital, y 3.000 millones de línea de crédito para afrontar posibles problemas de liquidez. (Sólo para poner en perspectiva, la rediviva –y aun zombi- MartinsaFadesa debe 7.000 millones y Metrovacesa más de 4.000).

Este es el mismo Banco de España que una semana antes se pavoneaba ante los medios fardando de test de estrés en la persona de MAFO: ninguna entidad española necesitará aumentar capital. Esta es la misma CAM que el mismo día enviaba una nota a la CNMV advirtiéndole de que no necesitaba ninguna aportación de capital y que estaba llevando con éxito su Plan de Recapitalización. De nuevo víctimas de un engaño masivo que queda al descubierto, y ya van tres: Caja Sur, CCM, y la mencionada. ¿Cuántas más habrá esperando a salir del armario?

La credibilidad de MAFO y, por ende, del Banco de España, está por los suelos. No se puede decir un viernes que nuestras entidades están fenomenal, que el peor escenario de los test de estrés no se va a cumplir, que la vivienda no va a bajar más (contradiciendo al Jefe de Estudios del BdeE, Malo de Molina), etc., y una semana después intervenir otra caja. ¿Alguien se puede creer, a estas alturas, las cifras oficiales del resto de cajas e incluso bancos?

La CAM, como en su día CCM o Caja Sur, no es una entidad sistémica. Tampoco atesora un especial know-how que por interés general merezca la pena conservar. ¿A qué viene este salvamento con dinero público, o sea, de todos? ¿Por qué no una liquidación ordenada? Como bien dice el profesor Fernández Villaverde en este post de Nada es Gratis, lo que procede es “una intervención con garantía de los depósitos, una venta de los activos y una quita a los deudores no depositantes. La CAM estuvo mal gestionada y los deudores fallaron en su responsabilidad de debida diligencia en sus inversiones. Ellos son los que tienen que pagar por ello, no el contribuyente español medio.

Que nuestro sistema financiero es un gran gigante con pies de barro, sustentado en valoraciones de inmuebles infladas, en ingeniería contable y en la filosofía de la patada p’alante, es ya una evidencia para todos los jugadores del mercado.

El problema ya no es sólo Zapatero y su Gobierno desbordado e incapaz; el problema es también el de un MAFO que se ha acostumbrado a la ocultación de la verdad, a la actuación caciquil, y a un paternalismo tan bochornoso que recuerda a los regímenes autoritarios. Nos merecemos un Gobernador que no nos mienta. Nos merecemos un Banco de España que recupere el prestigio perdido.

(Antes de colgar el post, echando un vistazo en twitter, he encontrado este tuit de Casimiro García-Abadillo: “Los analistas coinciden en q la intervención de la CAM ha pesado en el castigo de hoy a la deuda española. Credibilidad, ese es el problema”. Pues eso)

0
comentarios
Escribir Comentario

Herramientas