Menú

Los mansos se están hartando de esperar… un banco islandés

9

Lo peor de esta crisis son, de lejos, los desahuciados. Acostumbrados como estamos a fijarnos en números gruesos y en datos macro, nos olvidamos de que detrás de cada ejecución hipotecaria hay una familia, unos ciudadanos con nombres y apellidos. El lunes por la noche estuve viendo el reportaje “Hipotecados” de Equipo de Investigación (Antena 3) –en el que aparezco fugazmente como experto entrevistado-. El relato más impactante es el del desalojo en una vivienda de un barrio humilde de Barcelona de una familia compuesta por un hombre de unos treinta y cinco años y su madre. Un grupo de vecinos coordinados por alguna plataforma –probablemente la Plataforma de Afectados por la Hipoteca- configuran una barrera humana inexpugnable para la procuradora y el secretario judicial que, al cabo de un rato, les hace desistir. El hijo y la madre, una señora mayor y aparentemente de salud delicada, reciben la noticia con alborozo, pero saben que esto es sólo una batalla y que la guerra, antes o después, la perderán.

Le dice el hijo a la redactora de Antena 3: “Si se quedaran con la casa y ya está, pues bueno, lo podríamos asumir, pero ¿de dónde voy a sacar yo otros 140.000 euros para saldar la deuda?”.

Me viene a la memoria una frase de la película “Encontrarás dragones” -que vi en Semana Santa- en el contexto de las revueltas previas a la Guerra Civil: “los obispos, desde sus palacios, decían que los mansos heredarían el Reino de los Cielos, pero los mansos se cansaron de esperar”.

Los mansos no entendemos cómo es posible que la banca siga anunciando enormes beneficios trimestre tras trimestre; ni por qué las eléctricas exigen nuevas subidas de la luz con resultados record. Tampoco entendemos el mantenimiento de los privilegios de la casta política; ni la facilidad con que se concede crédito a las grandes corporaciones mientras a los pequeños empresarios se les niega. Hay noticias que nos sobrecogen, como que a Fernando Martín se le pueda condonar el 60% de su deuda a título personal, o que a cualquier promotora se le facilite la dación en pago que para los particulares ni se contempla, o que se les refinancie bajo planes de negocio que no se tragaría ni … Imágenes que pretenden “dar un mensaje de confianza”, como la reunión de Zapatero con las treinta y pico grandes empresas del país –bajo la tutela de Botín- son una patada en la boca del estómago de los menesterosos.

Mientras tanto, ayer el Banco de España se congratulaba porque “las tasas de descenso interanual de empleo son más contenidas” –o sea, que se sigue destruyendo empleo aunque a menor ritmo ¡sólo faltaba!-; y Europa Press difundía la mala noticia de que el cierre del Euribor de mayo supondría un encarecimiento anual medio de 800 euros por hipoteca. La sangría, lejos de frenarse, continúa y se agrava.

No pretendo hacer demagogia ni populismo, ni siquiera justificar algún tipo de comportamiento: sé que para muchos casos hay una buena explicación. Soy de formación abogado y entiendo lo de la seguridad jurídica y lo de pacta sunt servanda, pero no me negarán que los costes de la crisis no se están repartiendo de manera justa, que la economía real está subyugada por la financiero-virtual, y que el auto navarro que abrió el melón de la dación en pago no estaba exento de razón cuando afirmaba, basándose en el Código Civil, que “la equidad habrá de ponderarse en la aplicación de las normas” y que “las normas se interpretarán en relación con el contexto y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas”.

El sistema financiero, tal y como a mí me enseñaron, no es un fin en sí mismo, sino un medio: el intermediario que canaliza los flujos excedentarios de los ahorradores hacia aquellos otros con déficit, los prestatarios. En algún momento de la película lo hemos olvidado. Que la economía real soporte las malas decisiones –los riesgos mal ponderados- del sistema financiero hasta el punto de morir en el intento… a lo mejor estoy equivocado, pero me parece mucho más sistémica la economía real que la financiera.

Ayer idealista news se hizo eco de una noticia recogida en este blog que contaba que uno de los bancos islandeses nacionalizados hace ya casi tres años, el Landsbankinn, ha decidido reducir la deuda hipotecaria de sus clientes hasta adecuarla al verdadero valor de mercado de la vivienda o a la capacidad de pago de la familia. ¿La razón? Devolver al pueblo el coste que supuso para las arcas del Estado su nacionalización. ¿Se imaginan aquí algo parecido por parte de aquellas entidades que están recibiendo ayuda directa –FROB- o indirecta –provisiones de pérdidas a la carta, acceso a barra libre del BCE, etc.-?

PD: Este viernes día 3 estaré en la Feria del Libro a partir de las 19:00 en la caseta de Ciudadela/LibrosLibres, que es la número 229. Estaré encantado de saludaros.


9
comentarios
Escribir Comentario
1 SENY, día

JL,

Algunos te dirán que los beneficios cosechados por eléctricas y bancos proceden de latinoamérica, de modo que tienen vía libre para continuar la sangría de los contribuyentes españoles porque "la película no va con nosotros".

Verdades como puños JL.

Propuestas justas: 1) ayuda del Frob a cambio de condonar, al menos, una parte de la deuda a los ESPAÑOLES, y no solo de las Promotoras o de los emigrantes que se vuelven a sus países; 2) cambio LEC para incrementar el porcentaje de adjudicación de una subasta desierta; 3) cambio LEC para que la subasta se haga a través de portales de internet, o para que se conceda un tiempo (será que los procedimientos de ejecución no duran años...) durante el cual vender los inmuebles en el LIBRE MERCADO a través de un portal inmobiliario a crear por el Ministerio de Justícia o a través de APIS HOMOLOGADOS; 4) fiscalización real y obligatoria por parte del Banco de España mediante auditorías de las tasaciones bancarias por parte de péritos independientes (APIS, por ejemplo) y sanciones para los bancos que inflen precios.

2 Rawolf, día

Si le enseñaron que el sistema financiero era un medio de canalización del ahorro, le engañaron.

El negocio bancario actual se basa, fundamentalmente, en explotar el sistema de reserva fraccionaria, privilegio, concedido por los políticos, de crear dinero de la nada, mediante la apropiación indebida de lo depositado a la vista.

Esto, además, es una estafa, pues, al expandir artificialmente el crédito, se deprecia la moneda, robándole al ahorrador en sus propios bolsillos.

Lo que estamos viviendo son las consecuencias de esa expansión artificial del crédito, orquestada por los bancos centrales. Volveremos a tropezar en la misma piedra mientras la banca no funcione con reserva del 100% sobre lo depositado a la vista, desaparezcan los bancos centrales y el Estado pierda el monopolio del dinero.

No vendría mal, tampoco, que Juan Español recuperara el concepto de responsabilidad individual y no pretenda vivir del sudor del de enfrente.

3 Fernando Parrilla, día

Una persona que pide un préstamo que excede 140mil euros el precio de la casa (con crisis o sin ella) es un irresponsable. Tenga una madre mayor a su cargo, o no.

Los bancos deben pagar su irresponsabilidad, pero los particulares también. No todo vale.

El pueblo no son sólo los que tienen una hipoteca que no pueden pagar, también hay personas que se conformaron con vivir a 50 Km de su trabajo o con menos m2 de los necesarios para poder pagar su piso. Si se nacionaliza bancos para reducir hipotecas se les está castigando a ellos, ya que se socializa las perdidas de unos (hipotecados) entre todos (incluyendo a los que no se metieron en deudas que no podía pagar)

4 Invertir en Bolsa, día

El tema de las eléctricas no es así. En esos "beneficios record" está incluído el dinero que no están cobrando pero se supone que van a cobrar algún día (deficit de tarifa y por generación extrapeninsular) porque el Estado les obliga a vender la electricidad por debajo del precio de coste.

Es decir, si las eléctricas sólo tuvieran en cuenta el dinero que realmente cobran a sus clientes estarían en pérdidas. Por eso es imprescindible subir las tarifas y solucionar el déficit de tarifa.

5 Viriato, día

Lo del mercado, la reserva fraccionada, etc. está fuera del dominio completo de mi comprensión. Mis estudios no fueron por ahí. Pero me parece que si los islandeses que se congregaron ante sus parlamento, hasta hacer que dimitiera el gobierno, se iniciara un nuevo proceso constituyente y se negeron a pagar la deudas de unos bancos privados, lo hicieran en la Carrera de San Jerónimo, serían denominados por la mayoría bienpensante, "perroflautas", como parece que ya se apunta para el desauciado y su madre anciana.

6 jlh, día

Este blog se está convirtiendo en “blog de imprescindible lectura”. Enhorabuena, Jose Luis.

7 fernando, día

Es una lastima que tantos se hayan tenido que despertar a la realidad tan de golpe y tan traumáticamente, la crisis ha precipitado tener que afrontarla sin excusas o retraso. Los que firmaron hipotecas irresponsablemente son también culpables y ya estamos pagando todos por su irresponsabilidad. Que se sea el extremo más débil o indefenso de una cadena de sucesos no es lo mismo ser inocente. Lo justo sería que bancos, industriales, administradores, instituciones reguladoras y particulares, acarreen cada uno su parte de responsabilidad. Eso si, se negocian quitas para unos se podían cuando menos mirar la posibilidad de negociar las de aquellos que, por que su caída no va a arrastra a muchos, se ejecutan sin más. Pero lo que no se puede hacer en ningún caso es dejar que aquellos que actuaron irresponsablemente se escurran de tener que reconocerlo y tener que hacer frente a la realidad. Chicos y grandes. Muchos de nuestros problemas son de mentalidad, de madurez, no se encaran los problemas realísticamente por que es más fácil evadirlos, negarlos, exculparse, retrasarlos, quitárselos de encima politizándolos, socializándolos, apelando a una solidaridad dudosa.

8 Carlos, día

Inocente...¿De verdad te crees lo que dices? Conozco "bastante" bien el sector de la energía (desde dentro), y te aseguro que tus argumentos son cuanto menos "discutibles". Pero allá cada cual con su juicio crítico.

Un saludo

9 SENY, día

¿crees que el ejpañolito medio, de profesión camarero, taxista, chapuzas, etc....que compró entre 2005-2007 un piso tenía el deber de conocer los abusos de la Ley de Enjuiciamiento Civil? ¿crees que en aquel momento se hablaba de cláusulas suelo o swaps? ¿crees que tenía elementos de juicio suficientes para cuestionar el discuros oficial (entorno social + Gobierno + Oposición + Sociedades Tasacion + Bancos + Agencias de Rating) en virtud del cual nos encontrábamaos en el punto álgido de una burbuja inmobiliaria y al borde de una HIPOTECATOMBE?

En mi opinión, esta gente que nombro NO hizo uso de su libertad plena contratando la hipoteca y, por el contrario, si hubieran conocido todos estos elemenos y/o hubieran estado más protegidos por Gobierno/Leyes JAMÁS lo hubieran hecho.

Si no fue una estafa, que baje dios y lo vea...

Herramientas