Menú

¿Puede moralmente Obama demandar a la banca por las hipotecas subprime?

5

“De lo que son capaces algunos por recuperar popularidad”, pensé al enterarme de la noticia. ¿Cómo se puede tener el descaro de demandar a la banca cuando el instigador de las hipotecas subprime ha sido el propio Gobierno?

Porque si Obama quiere demandar a alguien, que empiece a hacerlo por Bill Clinton para continuar con George Bush y para terminar con Alan Greenspan. Y luego que se demande a sí mismo, a tenor de lo que han seguido haciendo hasta hace escasas fechas las “primas” del “subprime”, Fannie y Freddie.

Los que no están para hacer el primo son la empresa privada en general y la banca en particular, si no para ganar dinero tomando riesgos razonables. La banca no tiene por costumbre prestar dinero a gente que tiene pocas probabilidades de devolvérselo (aunque algo de eso veamos actualmente en los pisos de los bancos, de lo que escribiré en el próximo post).

Fannie Mae y Freddie Mac (FFMM) son empresas respaldadas por el Gobierno americano (GSE- Government Sponsored Enterprise) que se dedican a la compra de hipotecas emitidas por bancos, que luego titulizan (Mortgage Backed Securities) y que posteriormente bien mantienen, bien venden a inversores. ¿Y qué tipo de hipotecas compraban las FFMM? Las subprime.

El razonamiento es sencillo: un banco privado, actuando en el libre mercado, jamás prestaría dinero a familias incapaces de devolverlo. A los políticos de Washington eso no les pareció suficiente, así que pensaron que no dar créditos hipotecarios a familias que incumplen los requisitos razonables para ser merecedoras de crédito era injusto e incluso discriminatorio. Por lo que forzaron a las FFMM a comprar créditos subprime, lo cual estimuló a los bancos privados a conceder préstamos subprime (pues su riesgo era cero en la medida en que el Estado, a través de  las FFMM, se los compraba inmediatamente a un magnífico precio).

Si a esta nefasta política “social” le añadimos el hiperestímulo de los tipos de interés “low-cost” de Alan Greenspan, tenemos todos los ingredientes para una burbuja o, mejor, para dos: una de crédito y otra de activos inmobiliarios.

Así, después de varios lustros infravalorando el riesgo de prestar a personas no merecedoras de préstamo, no es de extrañar que en los últimos tiempos de la burbuja  -contagiadas por la falsa seguridad de que la vivienda nunca baja- la empresa privada se lanzara a competir en el mercado de las hipotecas de segunda mano con las FFMM. Como tampoco lo es que bancos internacionales y fondos de inversión se lanzaran a titulizar y comprar MBS. ¿Corrieron riesgos excesivos? Por supuesto. ¿Fueron irresponsables? Sin duda. ¿Merecen una investigación judicial? Con total seguridad. Pero no se puede olvidar que quien prendió la mecha fue el propio Gobierno a través de las FFMM. Hasta el propio Greenspan advirtió en 2005 de los terribles riesgos que estaba acumulando el país por la política expansiva de las FFMM. Con escaso éxito, visto lo sucedido.

Así pues, aunque legalmente la demanda de Obama tenga agarraderas, no parece que moralmente sea el Gobierno que representa el más indicado para interponerla. ¿Y saben lo peor de todo? Que, dentro de los estímulos de la actual Administración para recuperar el tono en el mercado de vivienda, Obama apostó por potenciar Fannie y Freddie.

Afortunadamente, a primeros de año el Presidente se cayó del caballo y anunció el fin de las agencias gubernamentales, un cambio de modelo: “El gobierno debe ayudar a asegurar que los ciudadanos tengan acceso a una vivienda de calidad que se puedan permitir.” Por tanto, “esto no quiere decir que nuestro objetivo sea que todos los americanos se conviertan en propietarios”.

Ahora la pregunta es: ¿podríamos ver algo de eso aquí? ¿Una demanda contra cajas y bancos por repartir alegremente hipotecas de alto riesgo? La respuesta, el lunes.

5
comentarios
Escribir Comentario
1 Ricardo, día

José Luis, como siempre, muy bien explicada una realidad que muchos no quieren ver.
Sólo tengo que añadir que los bancos no sólo fueron estimulados a dar hipotecas subprime, sino que en el mandato de Clinton se aprobó la ley de "reinversión comunitaria", que les obligaba.
Saludos.

2 mickmalone, día

No entendía cómo en EEUU se había prestado tanto para vivienda existiendo la dación en pago (por defecto, no como aquí)...después de leer el artículo lo entiendo. Vendían el riesgo a otros vía la Administración. Parece que delegar el riesgo en alguien que no sea el prestamista no es muy recomendable. Negocio redondo. Coloco hipotecas. Cobro bonus. Y los riesgos para el que haya recomprado las hipotecas o seguros.
En España con la Ley hipotecaria actual, los riesgos de los prestamistas siguen siendo muy pequeños. Loan to value al 70% como mínimo y plazo máximo 25 años (que ya son).
Siempre se aprende algo en este blog. Enhrabuena.

3 fernando, día

Magn’ifico post. La madeja de las subprimes, creo, es complicadísima. Se lo van a pasar de miedo echándose la culpa unos a otros sin llegar a ninguna conclusión, pese a que es bueno, necesario que se investigue y aclare.
Los políticos propiciaron la posibilidad de que existieran. ¿Cómo hacer que la gente con ingresos pequeños se comprometa a la creación de riqueza para ellos y sus familias? Sencillo: dales créditos baratos. Y, sorpresa, piden créditos y se los gastan. Desafortunamente en muchos casos sin pensar dos veces en las responsabilidades del compromiso, las consecuencias de su incumplimiento y, tristemente, motivados por que tenían muy poco que perder.
En mi opinión lo más criminal de la cadena de eventos corresponde a quienes concedieron esas hipotecas, como y a quien y aquellos que las firmaron. Se concedieron hipotecas hasta sobre casas móviles, esas que hay en los mobile homes park americanos, que, como los vehículos, casi nunca se revaloran. Se concedieron a gente que con toda seguridad no podrían pagarlas y se les concedieron créditos adicionales para pagar los primeros compromisos por que a quienes se las concedieron les valían más vivas aunque avocadas a caer que descubiertamente impagadas. ¿Por qué? Porque las vendían para crear bonos, le habían pasado el riesgo a otro y querían seguir vendiéndoles hipotecas que creaban como churros. Dinero fácil.
Nada malo en la creación de bonos, excepto la falta de honestidad de quienes les vendían los paquetes de hipotecas, la falta de cuidado en valorarlas de quienes las compraban y la pobre transparencia y vigilancia que ayudaba a esconder cada vez peores hipotecas en los bonos.
Imposible de ser vendidas en corto, nada apostaba en su contra, equilibraba su valor o cuestionaba su existencia. Se crearon CDS y otros productos apropo para esos vehículos y así se tejió una enorme madeja sobre algo que no valía nada y que tarde o temprano revelaría su verdadera condición, pero que una vez en el sistema nadie tenía ni motivación ni tiempo para cuestionar. Conforme los intereses fijados para dos, tres cuatro años prescribieron y los intereses variables que reflejaban el precio real adjudicado a quien tiene altísimo riesgo de no pagar entraron en vigor, más y más de esas hipotecas devenían impagadas. Progresivamente los bonos se habían compuesto de peores y peores hipotecas, pronto atrajeron la atención de inversores que denunciaron la realidad de las hipotecas y los bonos que para entonces estaban en todas partes mezcladas y revendidas...

Buscar culpables… Lo van a tener difícil pues los culpables comienzan con los que irresponsablemente firmaron hipotecas que no podían pagar y los políticos y la sociedad que incentivó a crear dinero con optimismo casi por único colateral. Los que se aprovecharon de la coyuntura y las vendieron sin mirar dos veces a quien o como por que le pasaban el problema a otro inmediatamente, con beneficios. Ese otro por no vigilar con atención lo que compraba y seguir comprando y revendiendo mecánicamente un mismo producto que empeoraba en calidad rápida y progresivamente. La madeja no acaba ahí, solo fue el principio. Las consecuencias ya las conocemos.

4 mickmalone, día

¿Está obligado un particular a tener cultura financiera?
¿Está obligada la administración a controlar los desequilibrios e
inversiones de los bancos?
¿Quién tenía o debía tener toda la información económica de cada país?
Responsables todos, pero de mayor magnitud las administraciones.

5 Flash, día

Moralmente el amigo Obama debería anteponer primero sus disculpas por haber sido precisamente él ocupando el cargo de senador quien vetó la auditoria a Fannie y Freddy que proponía McCain, cuando aún había margen para sanar sin amputar..

Si quiere tener alguna autoridad, incluida la moral, además de la intelectual, debería empezar por ahí.

Herramientas