Menú

¿Vivienda Protegida o Personas Protegidas?

11

En “Su Vivienda” (El Mundo) del viernes 10 de junio, el arquitecto Francisco Burgos, al respecto de la vivienda protegida, opina lo siguiente:

“El alquiler debería ser la solución para la vivienda pública en general.”

“Estoy en contra de que se destinen enormes cantidades de recursos públicos para personas que necesitan esa vivienda sólo para una parte de su vida.”

“La vivienda pública debe estar destinada a las personas que la necesitan durante el tiempo que la necesitan.”

También en El Mundo y en la sección de vivienda, pero en este caso accesible desde la web: “Miles de familias ricas viven en pisos protegidos”. Este artículo, de diciembre del año pasado, nos cuenta como en Francia casi 400.000 familias de alto poder adquisitivo residen en viviendas sociales. Lógicamente, no eran ricos cuando accedieron a estas viviendas: han progresado económicamente desde entonces, lo cual no es óbice para que sigan utilizando estas viviendas en alquiler sine die.

Por último, os transcribo la primera frase del artículo 47 de la Constitución española: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.”

Este artículo suele interpretarse desde dos enfoques distintos: el primero, desde una posición colectivista o socialista, interpreta que se trata del reconocimiento de un derecho real y efectivo a tener una vivienda. El segundo enfoque, de corte liberal, entiende que lo que la CE está reconociendo es el derecho que tienen los ciudadanos a que los poderes públicos garanticen, desde la igualdad de oportunidades y del respeto de la propiedad privada, que las viviendas que el mercado ofrezca sean dignas y adecuadas.

Sea cual sea la interpretación que hagamos, de lo que no cabe duda es de que la CE habla de disfrute, no de propiedad.

Y una reflexión: ¿Qué os parecería que el Gobierno obligara a Seat a que el 40% de la producción del Seat Toledo se tuviera que vender a 3.000 euros la unidad? Lógicamente, al verse obligados a vender por debajo de coste, el restante 60% debería venderse a un precio más elevado para cubrir las pérdidas acumuladas en los “coches sociales”. (Suponiendo que los pudiera vender a ese nuevo precio: es posible que con el sobrecoste asumido las ventas de “coches libres” se resintieran poniendo en riesgo la supervivencia de la empresa).

Espero vuestros comentarios y mañana os daré mi opinión. Buen lunes.

11
comentarios
Escribir Comentario
1 pvl, día

En los años del boom inmobiliario se dieron en España, al menos en la principal localidad turística de Gran Canaria, las siguientes circunstancias:
1º Un encargado de obras (sin estudios) ganaba más de 3000 Euros al mes sin despeinarse. Un oficial albañil se sacaba limpiamente entre 2000 y 3000 euros y un simple peón no se levantaba de la cama por menos de 1500 euros (como las supermodelos). Todas esas cantidades incrementadas en el caso de destajistas.
2º Furgonetas con altavoces recorrían las obras anunciando estratosféricos sueldos para los oficios, "robándose" literalmente a los trabajadores.
Esa fue la situación del libre mercado puro y duro de trabajadores de la construcción en esos años y en esa localización concreta, y no oí a ninguno quejarse sino para reclamar aún mejores sueldos. Ahora la situación es la contraria pero el que haya sido listo en esos años del boom habrá ganado y ahorrado bastante más dinero que la inmensa mayoría de los miles y miles de licenciados mileuristas españoles que aparte de dejarse los cuernos durante años en una Universidad se tienen que dar con un canto en los dientes si consiguen CUALQUIER clase de trabajo. ¿Por que no les expropian a los albañiles (y demás oficios) lo que ganaron "de más" durante el boom de la construcción y reparten sus exageradas "plusvalías" con los demás trabajadores, en particular con los becarios universitarios?

2 Israelem, día

Es interesante lo que has comentado del caso francés, es lo que las familias, o parejas que normalmente acceden a esas viviendas sociales, no eran ricas al principio pero han prosperado. Esto viene de una idea estática de la economía y de la sociedad en general.

Es decir, se presupone que el que nace pobre muere pobre y viceversa, vamos, poco más que una sociedad estamental medieval. Entonces, siguiendo con el ejemplo de los coches, habría que llevarlo al mercado inmobiliario y dejar que precio se marque libremente.

En cuanto al "alquiler social", bueno, sería una solución menos mala que la "vivienda social" actual, pero sabemos cual es la única solución, y es la comentada antes.

Un saludo.

3 Flash, día

El alquiler nunca triunfará en España, me temo. La inseguridad jurídica lo empapa todo. La sombra de la incertidumbre afecta a pensiones y otros derechos de toda índole y condición, y nadie se arriesgará a no disponer de una total posesión sobre su vivienda.

Cuando el decreto Boyer se aprobó - una pifia histórica, no por su voluntad última de revitalizar el mercado de alquileres sino por sus disposiciones caprichosas y arbitrarias- miles de inquilinos con derechos adquiridos vieron como a las puertas de la jubilación y ya sin capacidad de maniobra tenían que renegociar sus condiciones.

La iniciativa en sus principios era buena y conveniente. Vale.

Pero quienes tenían la renta sujeta a la LAU anterior a 1964 no les afectó demasiado. A sus ridículos arrendamientos se aplicaba un coeficiente de corrección que multiplicaba por mucho la renta tratando de corregir una injusticia con los propietarios, pero partía de cantidades tan bajas que siguieron siendo ilógicas después de la reforma.

Pero a los inquilinos sujeto s la LAU del 64 que habían ido ajustando la renta al IPC, aunque la corrección aplicada fuera por ejemplo solo triplicada, la base ya era tan cercana al precio real del mercado que los dejó desamparados. Con, repito, muchos de ellos al filo de la jubilación.

Nadie olvida estas cosas, y menos en un momento en el que nada en este país es seguro.

4 Albert, día

Vivienda pública en régimen de alquiler.

Una de las grandes trampas de la política de vivienda heredada del INV franquista (seguida todavía hoy por casi todos los partidos) ha sido la descalificación de vivienda protegida pasados 30 años de usofructo.

La plusvalua de la venta de vivienda antiguamente protegida ha sido el escándalo tapado más grande de este país. Al sector de la construcción le ha ido de perlas pero la población más desfavorecida de los últimos años a pagado a precio de mercado pisos construidos con dinero público.

5 Invertir en Bolsa, día

Yo creo que todo lleva a la liberalziación del suelo.

Si el suelo estuviera liberalizado las viviendas libres serían mejores y más baratas de lo que son en la actualidad las viviendas protegidas.

Luego las viviendas protegidas en mi opinión no tienen sentido, ni en venta ni en alquiler. Son sólo un invento más para mantener la intervención del suelo y la corrupción asociada a la misma.

6 Albert, día

A "Invertir en bolsa" sólo hay que recordarle los cientos de miles de pisos vacíos o deteriorados en España para ver que el problema actual no es la falta de oferta sino de dificultades de acceso.

El percio de la vivienda no se rige por la ley de la oferta y la demanda, sino por las espectativas de ganancia en la inversión.

7 fernando, día

Pajín está preparando una ley de igualdad. ¿Incluirá la deregulación de las formas de discriminación positivas?

8 Israelem, día

Totalmente de acuerdo, hoy en día el suelo es de lo más regulado. La oferta está muy restringida para hacer que el suelo siempre aumente de precio y si se consigue construir se hace aumentando el coste de licencias y "untamientos" al concejal y alcalde de turno.

Así se ha creado esta burbuja, a base de intervenir en la oferta, restringiéndola y en la demanda aumentándola con dinero barato.

9 aceitunero34, día

buenas tardes noches a todos, pues mira respecto a lo de la vivienda protegida, yo personalmente estoy totalmente encontra, el que quiera una vivienda que ahorre para dar una entrada, como se ha hecho toda la vida, y despues se saque su prestamo. Ademas lo del precio, el libre mercado como se esta viendo en estos momentos, se regula solo y corrige los excesos cuando los hay. Para mi lo de las vpo bien en venta o alquiler es mas propaganda socialista, que lo unico que persigue es anular al individuo y volverlo estupido para que no piense a base de mas subvenciones, lo que no se dan cuenta es que el socialismo por un lado te da pero despues por el otro te quita el doble que lo que te dio. ¿Donde queda el trabajo, el esfuerzo y el sacrificio, para conseguir algo que se desea? Pues lo dicho el que quiera una vivienda en propiedad que trabaje duro, se esfuerze y se sacrifique para conseguir algo que quiere y asi lo sabra apreciar.

Un saludo desde el sur de cordoba

10 Paco Cacharro, día

A Albert: dices que el precio de la vivienda no lo determina el juego de la oferta y la demanda, sino "las expectativas de ganancia en la inversión". Bueno, pero, esas expectativas, ¿en qué se fundan? Supongo que el que espera ganar es porque espera vender las viviendas, por tanto, porque espera que haya una demanda al respecto. Y lo que hace es ofertar frente a esa demanda.
Lo que en mi opinión explica el sobreprecio de las viviendas es la conjunción de dos factores: por un lado, la rigidez de la oferta, condicionada por la escasez de suelo, que hace que su adquisición sea muy costosa - en tiempo, en dinero, en gestión, en riesgos (lo que inevitablemente se repercutirá en el precio del producto inmobiiario); segundo, y simultáneo: la elasticidad de la demanda debida a la expansión crediticia artificial en un sistema de dinero fiduciario con tipos muy bajos, que permite que haya una demanda capaz de responder a una oferta semejante. A ello podemos unirle factores colaterales que reforzaban la tendencia (la inexistencia de una verdadera alternativa en el mercado de alquiler, las ayudas fiscales a la vivienda, raoznes culturales...) Pero la clave esta para mí en esos dos factores, que afectaban a la oferta y a la demanda, ambas alteradas por la intervención de los poderes públicos: la una restringida, la otra expandida, ambas artificialmente y sin responder a la realidad.
Y en cuanto a los miles de viviendas vacías... habría que saber dónde están, cómo están, de qué servicios disponen (¿cuántas tienen garaje, ascensor... cuántas no?) para poder evaluar su situación en el mercado); y habría, también, que conocer la situación económica de sus propietarios - ¿por qué no las sacan al mercado a precios reducidos?...

11 Albert, día

Querido Paco,

la demanda creada en el mercado de vivienda era ficticia y basada en el valor de cambio y no en el valor de uso. Los pisos no se compraban para habitarlos sino para especular con su valor a la espera que subieran de precio. Y sí, obviamente, condicionados por las características de la vivienda como producto de mercado: rígido, limitado e inmóbil, generando rentas de monopolio para cada una de las unidades; además de la elasticidad de la capacidad de pago (con el endeudamiento atroz que ha supuesto).

A falta de los resultados del censo 2011, las viviendas vacías estaban principalmente en las grandes ciudades y en la cosa (datos 2001). Nada tiene que ver el echo de estar vacías con las características de la vivienda sino el hecho que sus propietarios no necesiten sacarles un partido económico inmediato. Si fuera así, o bien bajarían los precios o bien pondrían estos pisos de alquiler. Si esta situación no cambia en los próximos años, los pisos vacíos servirán para pagar jubliaciones o para engrosar herencias.

Un saludo.

Herramientas