Menú

La negociación colectiva en España (parte 2)

Angel Martín Oro
1

En el anterior post esbozábamos algunas de las características básicas del sistema de negociación colectiva, a la luz de un trabajo del Banco de España de 2003. En esta parte repasamos cuáles son algunas de sus consecuencias sobre los incrementos salariales y otros aspectos del mercado laboral.

En la sección cuarta del artículo se desarrolla un análisis multivariante de los incrementos salariales, donde se estudia cómo las diferentes características de los convenios colectivos  afectan al resultado principal de la negociación, es decir, al incremento salarial negociado entre los agentes sociales. En particular, se examina especialmente el efecto del nivel en el que se negocia el convenio colectivo sobre los incrementos salariales negociados.

Del análisis realizado se deducen una serie de resultados interesantes como los siguientes.  El primero de ellos es que el ámbito de negociación tiene efectos relevantes sobre los incrementos salariales negociados. En particular, la negociación salarial a un nivel intermedio -como es el sectorial/provincial mayoritario en España- produce unos incrementos salariales por encima de los obtenidos tanto al nivel de la empresa como al nivel nacional, más centralizado. Este resultado está en línea con las predicciones de los modelos teóricos, que prevén una mayor presión salarial en un nivel intermedio de la negociación debido a que no se consiguen las ganancias derivadas de la coordinación existente en los ámbitos más centralizados ni se interiorizan las consecuencias de mayores incrementos salariales, como ocurre en los niveles más descentralizados. En este contexto, el hecho de que en las empresas pequeñas, al menos para algunos años, la negociación a nivel de empresa ofrezca incrementos salariales superiores, parece más relacionado con la dificultad para estas empresas de acceder a un convenio colectivo propio.

Asimismo, la existencia de cláusulas de salvaguarda frente a la inflación conlleva unos incrementos salariales inferiores, es decir, estas cláusulas actúan como un mecanismo de seguro para los trabajadores ante la incertidumbre sobre la evolución de la inflación. No obstante, una vez conocida la evolución de la inflación, cuando ésta supera las previsiones, la presencia de cláusulas de salvaguarda suele producir incrementos salariales superiores.

Por último, en línea con lo que comentaba antes, los convenios plurianuales presentan una menor velocidad de ajuste ante los cambios en las condiciones macroeconómicas, en línea con el efecto esperado. En particular, por ejemplo, parece apreciarse que la caída de la inflación desde principios de los años noventa se reflejó en estos convenios más tarde que en los convenios anuales.

En la siguiente sección se aborda la cuestión del efecto del ámbito de negociación colectiva sobre las diferencias de salarios entre distintos grados de cualificación. El trabajo muestra cómo el ámbito de negociación mayoritario -el sectorial/provincial- ejerce un efecto de compresión de la distribución salarial muy intenso. En este ámbito se negocian niveles salariales notablemente más homogéneos entre categorías profesionales que en el ámbito empresarial, pero también que en el ámbito sectorial/nacional. Asimismo, la dispersión salarial dentro de cada categoría también es inferior en los convenios sectoriales a la resultante de los convenios de empresa.

A pesar de que una distribución salarial menos desigual suele considerarse como algo positivo, lo cierto es que en nuestro caso esto puede suponer un menor incentivo a la inversión en capital humano, dado que la recompensa de ésta es menor relativamente si la distribución salarial está más comprimida.

En definitiva, teniendo en cuenta lo dicho en esta parte y la primera, tenemos un sistema de negociación colectiva que cubre a la inmensa mayoría de trabajadores, fundamentalmente mediante convenios colectivos a nivel de sector y de ámbito geográfico provincial. Los trabajadores que se atienen a convenios de empresa apenas alcanzan alrededor de un 15%, y en general son empleados por empresas grandes.

Como se viene diciendo en numerosos foros, este sistema introduce una rigidez notable al mercado laboral español –por la ultraactividad de los convenios, por la incapacidad de las empresas y trabajadores de ajustar sus condiciones al contexto económico, etc.-. Ello es una de las causas de que España tenga la mayor tasa de desempleo de la Unión Europea, y de que el funcionamiento de nuestro mercado laboral sea tan anómalo, lo que resulta evidente a la luz de lo sucedido en la última década. Por ello, una reforma ambiciosa de este modelo es esencial para el futuro (próximo y no tan próximo) de nuestra economía.

Invito a que lean a los analistas de FEDEA en el blog Nada es Gratis sobre este tema, por ejemplo: aquí, acá y allá. Y también a Juan Ramón Rallo en ¿Para qué sirve la negociación colectiva?

1
comentarios
Escribir Comentario
1 FRANCISCO JOSE, día

Agradecer el detallado análisis que se expone en este blog, comentar que si los convenios al ser tan poco flexibles son un freno para una correcta aplicación salarios/crecimientos económicos.
Pero creo que lo que mas destruye empleo en España no son esos convenios sectoriales o provinciales si no la elevada precariedad del mercado laboral español, con un porcentaje elevado de contratos temporales, que inciden negativamente el nivel adquisitivo de los trabajadores.
Eso reduce los márgenes de beneficios de las empresas y como consiguiente continúan sus presiones para reducir poder salarios.
Y esa dinámica establecida en este país, genera un retroceso económico sin precedentes en todos los niveles, fiscales, sociales y económicos.
Creo que debemos de apostar si una negociación dirigida por profesionales en el ámbito empresarial, que se ajuste a la realidad de la empresa, y que prime el desarrollo no solo de la empresa para que sea mas competitiva, si no la formación real del trabajador para aumentar su especialización y así aumentar su eficacia y su mejoras salariales.
Ello provoca unas mejoras salariales, que rebundan en crecimiento de la demanda agregada del consumo.
Gracias.

Herramientas