Menú

No hagan caso de los libros de texto... (parte 1/2)

Angel Martín Oro
5

Dice José Manuel Naredo en Público:

El reciente paquete de medidas [del PP] se sigue inspirando en la misma teodicea económica de la austeridad pública que nos impone Merkel, en franca contradicción con las medidas anticíclicas que desde siempre han venido recomendando los manuales en tiempos de crisis. [Así se] prolonga esta irresponsable escalada de medidas depresivas (aumento de impuestos y reducción de gastos) que hunde cada vez más la actividad económica.

Ya saben: los libros de texto de economía, ante una caída de la actividad, recomiendan aplicar medidas anti-cíclicas (mayor gasto público) que compensen la caída de la demanda agregada privada (inversión y consumo). Si se aplican las medidas contrarias (recortando el gasto público), se puede caer en una espiral contractiva cuyo suelo no se vislumbra.

Esto es Keynesianismo vulgar en vena. Impregna buena parte de los libros de texto en economía, pero no caigamos en la simplificación que caen algunos: la macroeconomía moderna se ha desarrollado mucho más allá de Keynes y el Keynesianismo, y los libros de texto, al menos los avanzados, reflejan esto. El premio Nobel de economía de este año a Sargent y Sims así lo avala. Estos desarrollos más modernos, aunque comparten parte del marco analítico de Keynes (sobre todo en lo que respecta al énfasis en el análisis de variables macroagregadas), lanzan dudas acerca de las conclusiones keynesianas típicas. Por tanto, la afirmación que hace Naredo en ese sentido ya sería discutible.

Menciona este autor que las medidas del PP de notable subida de impuestos y tímida reducción de gastos es coherente con la “austeridad pública”. Cuidado con los términos. ¿A qué nos referimos con el término austeridad? Parece que Naredo se refiere a la reducción del déficit. Otros en cambio, nos referimos a la reducción del gasto. ¿Es austeridad mantener un nivel de gastos similar mientras se intenta ingresar más de los ya suficientemente castigados contribuyentes? No lo veo. Pero todo sea por cargar contra la malvada “austeridad”, sea ésta lo que sea. (Por cierto, está bien que diga que debe recortarse “los graves despilfarros acometidos por una Administración servil a los grupos de presión”).

Pero quizá lo más discutible sea que las medidas de austeridad vayan a llevar al hundimiento cada vez mayor de la actividad económica. Lo de “cada vez mayor” implica que nos meteríamos en una espiral contractiva sin final previsible, como mencionaba arriba. Asumamos que Naredo viera con tan malos ojos una política de solo recorte de gasto que una política que combinara esto con aumento de impuestos  (muy probablemente la primera alternativa le parecería peor).

Pues bien, esta idea no parece coincidir muy bien con algunos hechos estilizados de los acontecimientos recientes. Como que Irlanda, con un recorte de gastos más importante que el de otros países (amén de subidas de impuestos no baladíes), ha reducido en una parte considerable su prima de riesgo y la tensión en los mercados de deuda, además de registrar en dos trimestres consecutivos tasas de crecimiento interesantes. En el último trimestre sin embargo, las cosas se han vuelto a torcer, y en absoluto las cosas están solucionadas en cuanto a sus problemas de deuda (seamos cautelosos), pero el punto creo que se sostiene.

En el siguiente post continuará…

5
comentarios
Escribir Comentario
1 Ramón M., día

"Pero quizá lo más discutible sea que las medidas de austeridad vayan a llevar al hundimiento cada vez mayor de la actividad económica. Pues bien, esta idea no parece coincidir muy bien con algunos hechos estilizados de los acontecimientos recientes".

Este punto en particular, que en la literatura actual se ha denominado "efectos no keynesianos de consolidación fiscal", resulta especialmente relevante. En este artículo Alesina y Ardagna de hecho le dieron un encaje teórico a la propuesta http://www.economics.harvard.edu/faculty/alesina/f....

No obstante, creo que es un poco aventurado decir que el caso irlandés supone un "hecho estilizado". A decir verdad, no hay evidencia empírica actual que avale la hipótesis, es más, hasta ahora "en general" parece que las conclusiones se inclinan hacia la existencia de un multiplicador fiscal positivo, aunque variable y no muy elevado. En FEDEA hicieron una buena entrada al respecto http://www.fedeablogs.net/economia/?p=6894

Por todo ello, aunque comparto el fondo del argumento que planteas en la entrada, creo que recomendar que "no se haga caso a los libros de texto" es algo exagerado. ¿Qué libros de texto? Porque sin ir más lejos tengo ahora mismo sobre la mesa "Advanced Macroeconomics" de Romer y, desde luego, de keynesianismo vulgar nada de nada. Es por este tipo de cosas por las que en ocasiones parece que atacáis a un hombre de paja (casi como si quisieséis prorrogar el methodenstreit otros cien años más, aunque sea por vuestra cuenta). De hecho, Mankiw (al que no soléis pintar demasiado bien) defiende cosas como éstas http://www.iisec.ucb.edu.bo/amercado/clases/macroe...

2 Angel Martín Oro, día

Gracias por el comentario y los enlaces. Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Solo cabe automatizarme:
-El título es especialmente para provocar y hay que tomarlo con pinzas, y en su caso se refiere exclusivamente a los "libros de texto" tal y como los entiende Naredo. De hecho matizo yo mismo que no todos los libros de texto caen en las simplificaciones que cae Naredo. Por tanto, toda la razón en que lo de que no se haga caso de los libros de texto es exagerado.
-El caso irlandés me parece relevante para mostrar que a pesar de haber aplicado políticas restrictivas, no han sufrido una contracción mucho mayor que otros países que no han aplicado estas políticas. (Para más sobre este punto habrá que esperar a la segunda parte).
-Tienes razón en que a veces atacamos (aunque aquí el plural es difícil de precisar... pero me incluyo) hombres de paja. Por ello debemos ser mucho más matizados en algunos casos (como cuando se habla de Mankiw, por ejemplo, quien tiene muchas cosas valiosas).

3 Ramón M., día

"Tienes razón en que a veces atacamos (aunque aquí el plural es difícil de precisar… pero me incluyo) hombres de paja. Por ello debemos ser mucho más matizados en algunos casos (como cuando se habla de Mankiw, por ejemplo, quien tiene muchas cosas valiosas)".

Dado que no hay mayor divergencia, sólo me queda decir que sé que las generalizaciones son odiosas (y desde luego, no es que seas el ejemplo más ilustrativo), pero dado que escribes bajo una cabecera tan idiosincrática, casi resultan inevitables. (sobre todo con actitudes tales como que todo lo que no encaja con la línea editorial no sólo es "socialista" sino también por una curiosa relación moral "censurable").

No obstante, espero que la coexistencia haga que aprendan un poco de ti, para variar. El resultado merecería le pena. En cualquier caso, sigue así. Aquí tienes un lector asegurado ;)

4 Angel Martín Oro, día

Gracias! Honrado de tenerte como lector.
Ah, como a veces me gusta provocar, acabé el año citando a un blog de un medio no demasiado afín a este: /procesos-de-aprendizaje/2011/12/29/estamos-mejorando-aunque-no-se-lo-crea/ :-)

5 …PPero sí aprendan de los países Bálticos, y no miro a nadie (parte 2/2) – Procesos de Aprendizaje, día

más dilación, continuamos con el post anterior. Lo dejaba con el caso de Irlanda, que me servía para criticar la idea de que la austeridad lleva

Herramientas